miércoles, 1 de agosto de 2012

Letreros Neon cambia su imagen


Con el fin de modernizarse y dar dinamismo a la marca, la empresa guayaquileña Neón y Plásticos comenzó la renovación de su imagen en abril. El paso inicial fue el rediseño de su logo.

Pero este no es el primer cambio que realiza la firma que se dedica al diseño y a la construcción de letreros, gigantografías, letras corpóreas, etc. La empresa familiar, que nació en 1940 como Colombo Ecuatoriana de Neón, ha desarrollado estrategias para mantenerse en el mercado en sus 72 años de vida. Los cambios también se han realizado, de acuerdo con las distintas visiones de las cuatro generaciones que han dirigido la empresa.

Así, al pasar a la segunda generación, en 1952, el nombre cambió de Colombo Ecuatoriana de Neón a Ecuatoriana de Neón. Luego, en 1982, la empresa pasó a denominarse Neón y Plásticos. “En esa época se dio el ‘boom’ del neón, por lo que nuestro padre escogió ese nombre para identificar a la marca”, cuentan los hermanos Carla y Luis Carlos Bottero, quienes dirigen actualmente la firma.

Bajo ese nombre, la empresa creó hace 15 años el logo original. La idea de rediseñar este logotipo es mantener la tradición familiar, pero refrescar la imagen para expandir el portafolio de clientes y fidelizar a los existentes. “No hemos cambiado el nombre, porque tiene historia y refleja experiencia. Además, hemos conservado elementos como los colores que nos identifican”, afirma Carla Bottero.

El nuevo logo fue diseñado por la firma publicitaria Mackina. Luis Carlos Bottero explica que en marzo pasado se contrató a dicha empresa por un período de un año, para que se encargue de la renovación total de la imagen. Mensualmente, se paga un ‘fee’ de USD 600 por los servicios y trabajos realizados. “El siguiente paso es diseñar la papelería, vallas publicitarias, uniformes de los colaboradores, entre otras cosas”, acota su hermana.
Andrés Mackliff es el director creativo de Mackina. Dice que en el diseño del logo participaron seis personas del equipo creativo. Comenta que se tomó como base el logo original, conservando en el nuevo diseño su esencia. “Se mantuvo la tipografía; lo único que se hizo fue darle un tratamiento de sombras para generar la sensación de volumen”, explica.

En cuanto al color, afirma que se mantuvieron los tradicionales de la marca: azul y naranja, pero que se colocó el fondo blanco para lograr legibilidad. Añade que, en general, se buscó minimizar la cantidad de elementos gráficos. Por este motivo se eliminó la silueta blanca que formaba parte del primer logo. “Creemos que la nueva tendencia, para lograr un impacto en el consumidor, es tener la menor de cantidad de elementos”.
Renata Pendola es cliente de Neón y Plásticos desde hace cuatros años. Ella resalta el acabado de los trabajos. Sobre el nuevo logo dice que “es sólido y refleja la experiencia de la compañía”. Agrega que transmite de manera clara lo que ofrecen: calidad y garantía.
Antes de elegir el logo definitivo, se presentaron otras tres propuestas. “Escogimos esta opción, porque creemos que es la que mejor representa visualmente nuestra empresa”, indica Carla Bottero. Señala que además, decidieron incluir el eslogan “Letreros. Experiencia. Calidad”, para enfatizar sobre sus productos y trayectoria. “Son tres palabras que resumen lo que somos”.

Gracias a Revista Lideres

No hay comentarios: