jueves, 2 de agosto de 2012

Londres 2012, una marca que generó controversia




Tuve la oportunidad de poder leer el periodico de ese dia, cuando vi en las noticias sobre el tema de la marca de Londres 2012. Muy aparte de la idea creativa y la concepción grafica que se esta presentando en las olimipiadas, me tomo el derecho de decir que es EXCELENTE, con palabras mayusculas, una agencia tan creativa como Wolf Ollins generar una marca que genere tanta controversia y que golpee fuerte en la mente del consumidor, sea porque este bien o este mal, sea porque guste o no, cumplio lo que tenia que cumplir, todos hablan de la marca Londres 2012.

Les invito a leer un articulo que aparecio en el periodico El Universo, el dia 30 de Julio 2012, en donde la prestigiosa Connie Hunter, presenta el parecer de algunos profesionales de diseño y además su opinión sobre Londres 2012. Realmente hay que agradecer que tan prestigioso medio de comunicación ofreciera este espacio para hablar sobre un tema que poco a poco va creciendo en el pais, que es el branding.

Extraido del diario El Universo 30/07/2012
Escrito por: Connie Hunter

Decir me gusta o no me gusta no es lo que cuenta para los expertos en cualquier rama del diseño, pues el gusto no es un argumento objetivo para ellos.

Esta discusión se acentuó más en el gremio internacional de diseñadores cuando la agencia multinacional Wolff Olins, que también tuvo a cargo la imagen de las Olimpiadas de Atenas 2004, diseñó la marca gráfica de Londres 2012.

El blog de diseño foroalfa.org publicó que “la información que trascendió en diferentes medios es que habría costado cerca de $ 700.000”.

En la web http://www.gopetition.co.uk se sumaron 50.000 personas en el 2007 para pedir que cambien el logo, pero la respuesta de los organizadores, según publica el blog Foroalfa, fue que el público debía acostumbrarse.

El símbolo, aparentemente inspirado por grafiteros, es considerado por los organizadores como un elemento dinámico y vibrante cuya intención era provocar una fuerte reacción.

Este medio consultó a varios profesionales y docentes de universidades de Guayaquil acerca de este tema y las respuestas demuestran opiniones contrarias.

José Daniel Santibáñez expresa que “está bien diseñado, es de fácil recordación y de fácil reproducción. Es llamativo, fuerte. Una vez conocido por el mundo, será aceptado sin problemas. Rompe esquemas. Es contemporáneo”.

Leonardo Calderón, en cambio, opina que “el logo no constituye un buen diseño. No refleja las características propias del país o la cultura del mismo. A través de la historia, logos de Mundiales de Fútbol o Juegos Olímpicos han comunicado la esencia de las personas y sus vivencias dentro de una nación, justamente para constituirse en una vitrina al mundo. No considero que tenga un alto nivel de calidad gráfica, aunque sí es visible que hay profesionales detrás de este”.

Al respecto, Ricardo Willson expresa que le pareció una propuesta algo arriesgada para unas Olimpiadas, una propuesta que claramente no es tan funcional y que no tuvo buena respuesta por parte del público. “La calidad gráfica puede ser buena o no, a mi parecer no lo es. El diseño apela mucho a las sensaciones mas no a los contenidos, es una marca colorida y rara, pero en su esencia no comunica lo que debería comunicar”, manifiesta.

Sin embargo, Jorge Cevallos opina que una crítica de un logotipo debe partir de los valores con los que se quiera identificar una marca. “Me parece que este logo denota mucho dinamismo, cosa que va ligada a los JJ.OO.  El logo de los JJ.OO. 2012  presenta un estilo gráfico coherente”.

Pamela Villavicencio resalta un acierto de este diseño: la posibilidad de aplicaciones cromáticas, vistosas, diversas, sin perder la silueta. Pero, por otro lado, manifiesta que el gran desacierto es su ilegibilidad, con lo que concuerdan Cevallos y Willson, quien además añade que “esta marca tiene todo lo que sus profesores y los libros me han educado para nunca jamás hacer”.

Para Santibáñez, por el contrario, este diseño es un acierto, puesto que “logra rejuvenecer la marca de los Juegos Olímpicos y haberla hecho medio futurista, empujándola hacia las nuevas tecnologías y las nuevas generaciones”.



Las Olimpiadas se inauguraron el viernes pasado, pero el logo de Londres 2012 ya transitaba por los medios de comunicación desde hace varios meses. Muchos siguen pensando que es un gran diseño y muchos otros que no, a pesar de que todos ya nos hemos acostumbrado a él, tal como los organizadores lo habían pronosticado.

Su existencia deja un precedente de estética y comunicación para las nuevas generaciones y, a decir de varios especialistas, se convertirá en caso de estudio bastante polémico.



No hay comentarios: