Quantcast

viernes, 13 de febrero de 2015

¿Tu marca ama a tu consumidor?

Fuente: mevvy.com

En el mes de febrero la gran mayoría de marcas, se esfuerzan en apelar el sentimiento más puro de todo ser humano: el amor

El amor de marca que se viene trabajando desde hace algunos años, se basa en muchas ocasiones, a más de que te recuerden, de que tengan un sentimiento hacia tu marca. Esto va mas allá del producto o del servicio que proporciones sino más bien sobre la integración de todos tus elementos de comunicación que tengan la capacidad de poder transmitir; que te preocupas más por lo que tu cliente sienta y diga, a que busques el mejor precio para la venta.

Foto tomada en la ciudad de Quito-Ecuador

No hablo de las estrategias que se plantee para enganchar al consumidor, hablo de conocerlo mejor, de conocer sus gustos, de sus pasiones, de sus vida diaria, de transformarse en un amigo, en una persona en que pueda confiar y que este seguro que estará ahí cuando lo necesite. Toda la sinergia que se pueda juntar hacia el beneficio del consumidor y de la marca podrá beneficiarnos a corto, mediano y sobre todo a largo plazo. El consumidor no hará lo que le pidas, simplemente por hacerlo, necesita conocer la motivación por la cual las acciones que el realice tengan un beneficio para su persona o para su alrededor.

Como lo menciona Andy Stalman “no estamos en cambio de era, sino en una era de cambios” y necesitamos transformarnos en conexiones directas con nuestro consumidor para que podamos ser elegidos en el momento de la verdad.

Considero que para la creación de toda marca, se deberá de contener emoción, esa emoción la deberá definir tu consumidor, para que puedas plasmarla en tu estrategia. En las conocidas 4p de marketing deseo agregar una letra, que sería la E, de emoción.



Concentrarnos más en lo que siente el consumidor será nuestro rédito a la hora de competir.

video

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es correcto, solo que esa emocion solo puede ser transmitida al cliente por la pasion con que se maneje la marca. (Enrique Guzman)