martes, 26 de febrero de 2013

Recuerdos que provocan y venden


Cuando somos niños, el primer ser en enseñarnos a consumir es nuestra madre. Ella es el primer contacto humano que tenemos dentro y fuera del vientre. Ella nos enseña amar, a compartir, a demostrar nuestros sentimientos y emociones y algo que es muy importante, a "consumir". Si, creanlo o no, nuestra madre nos enseña que debemos de consumir dentro y fuera de ella, eso hace que en nuestro cerebro más profundo se escondan las tomas de decisiones que más adelante debemos de realizar. Que productos y que marcas vamos a consumir van a estar muy ligado a lo que nuestra memoria recuerde de ellos, que emoción nos trasmitió nuestro "ser mas querido" y lo transformamos en un dulce recuerdo, que se almacena en nuestra memoria a largo plazo.

Recientes estudios han demostrado que la información que recibe nuestro cerebro es de 200 mil billones de bit por segundo, de los cuales sólo 40 bits se almacenan en nuestra memoria de corto plazo. Eso hace que nuestros recuerdos más profundos esten almacenados en nuestro inconsciente. Como lo demuestra en este video Martin Lindstrom, nos explica cual fue el resultado de la investigación sobre estos recuerdos que provocan y venden.

No hay comentarios: