martes, 13 de octubre de 2015

Vender agua en el desierto.

Fuente: esnoticia.co

Habrá sido unos 20 años atrás, escuche que el agua se vendería embotellada y poco a poco empezaría la decadencia de la humanidad, porque según lo que me comentaban, el agua es un elemento natural básico para la vida y por ende debería ser gratis para el ser humano, así como el aire. Pero los tiempos han cambiado, los mercados se han ajustados y esas necesidades que van más allá de las básicas, también ha generado una evolución.

Los elementos básicos de necesidades en la actualidad son: batería, wifi, señal. No hablamos de agua, fuego o aire, como nuestros antepasados que necesitaban de ello para subsistir. Hablamos de elementos por los cuales, el ser humano le ha dado valor.

Las cosas tienen valor según el significado para cada persona.

Para los fanáticos de "Game of Thrones". Las personas de la comunidad muestran respeto a su rey, así tenga menos de 30 años. Fuente: siempre889.com

Esa significación es la que buscan las marcas día a día para que el consumidor los perciba de una manera positiva. A toda empresa le gustaría estar en los elementos básicos de su consumidor pero es casi imposible cuando sólo por la mañana, el consumidor percibe 92 marcas entre el lapso de tiempo de la cama al baño. Es una gran influencia para esa persona.

¿Para qué vender una necesidad?, si la necesidad ya está creada, sólo deberíamos concentrarnos en buscarla. 

Es algo lógico que para vender un producto debe de existir una demanda pero no necesariamente, nadie tenía un smartphone hasta que lo presentaron, nadie usaba un televisor, una red social, un auto o una bicicleta. ¿Por qué?, porque todas esas necesidades ya estaban, sólo necesitaban ser conducidas mediante un medio y una marca.

Todo está involucrado mediante la sociología, antropología y la psicología, elementos básicos para el conocimiento del consumidor. ¿Por qué usamos redes sociales?, necesitamos generar comunidades, sentirnos parte de una, hablar, chatear, compartir. Esas necesidades que sólo se crean cuando el ser humano las requiere.


Y tu, ¿ya sabes las necesidades de tu consumidor?

No hay comentarios: