domingo, 10 de enero de 2016

¿Realmente necesitamos a las marcas?

Fuente: www.xaviroca.com

Empezamos este 2016, cargados con un sin numero de novedades por partes de las marcas. Cada día se encuentran inmiscuyendo en nuestras vidas para manipular nuestra intención de compra y adquirir los productos o servicios que ellos desean, pero ¿realmente las necesitamos?

Desde la intromisión de la televisión en los años 80, las marcas han tratado de convencernos que son buenas y que al momento de adquirirlas vamos hacer felices, muchas de ellas han llegado a tener ese gran peldaño en donde muchos seguidores la aman y la protegen de cualquier mal intencionado que haga ver sus errores pero con el transcurso del tiempo las marcas han ido perdiendo el significado de ser marca y muchos consumidores se han percatado de ello.

Uno de los libros que hace referencia a las practicas empresariales, se llama No Logo de Naomi Klein, en donde saca a la luz algunos de los procesos para nada éticos que realizan las empresas para la venta de sus productos o servicios. También, “El libro negro de las marcas”, muestras el oscuro mundo que poseen algunas multinacionales al desarrollo de sus productos y la falta de derechos a sus trabajadores que se encuentran explotados. 

Han pasado más de 30 años y las marcas siguen tratando de enfocarse en una comunicación emocional y principalmente positiva para sus consumidores pero los tiempos han cambiado y las oportunidades de investigación que tiene cada usuario son altísimas, hablamos que toda la información que desee conocer el usuario lo tiene en su mano, el móvil ha sido y es una de las herramientas más poderosas que tiene el ser humano. La información que analiza, busca, pregunta y encuentra es determinante al momento de la toma de decisiones para una compra. Porque al volver la compra más emocional, en ciertas ocasiones nos olvidamos de los detalles que nos volverían cómplices por apoyar una marca que explota a sus trabajadores haciéndolos trabajar más de 20 horas al día y eso muchos de nosotros no estaríamos de acuerdo.

Al momento de elegir una marca nos volvemos identificados por ellas, por sus valores, por sus expresiones, por la ética por la cual trabaja para sus empleados y sus clientes, factores importantes al momento de elegirlos en su compra. Entonces las marcas se deberían volver más transparentes y más lucidas al momento de comunicarse con sus consumidores, hablamos desde sus empleados hasta sus clientes más asiduos. 

Las marcas que nosotros necesitamos, son las que nos identificamos por ellas, muy aparte de como nos hagan sentir o parecer, sino más bien las que puedan encontrar ese espacio único entre lo que realmente es requerido, a lo que deseamos adquirir. Las marcas no pueden volverse inalcanzables porque sino no llegarán a los objetivos que se propagan, deberán ser más cautos en su comunicación, en lo que dicen y lo que hacen para que puedan ser valoradas por sus consumidores. 


Porque al final del día, una marca no es lo que dice que es, sino lo que dicen de ella.

No hay comentarios: