lunes, 18 de mayo de 2015

Branding: ¿tu marca tiene competencia?

Fuente: Combinación de productos para el recreo de lo niños.


La competencia es cuando empresas del mismo sector luchan por un espacio en la mente del consumidor, dicha disputa debe de ser de manera igualitaria, eso quiere decir que deben de mantener ciertos estándares para su competición, hagamos una analogía con el boxeo, Paquiao debía de estar dentro de los parámetros de peso y talla para luchar por el campeonato de igual forma que Mayweather. Que hubiera sucedido si el norteamericano o el de Filipinas tenían arena en los guantes o a su vez si era más delgado que su competidor, no sería justo la pelea y es muy probable que hubiera ganado el que tenía la ventaja.


En los negocios es parecido, debemos de considerar ciertos parámetros para competir, hablamos de ventajas competitivas cuando son de calidad, de servicio, producto, precio, promoción, la aterrizamos a las famosas 4'P, pero cuando existen tasas arancelarias más altas para el extranjero que para el local, aun sabiendo que el local todavía está en pañales para su fabricación, eso no es competencia, eso es ultraje al consumidor, que en ocasiones se ha sacrificado por obtener un producto o servicio que en base a su percepción la única compañía que lo hace es la extranjera. Ojo y recalco la palabra percepción por que la gran mayoría de las empresas trabajan sobre ese punto, lo que sucede con las empresas ecuatorianas es que se han concentrado 100% en el producto y no en la percepción. Pero aun así en ocasiones el producto no cubre las expectativas.

Cuando hay competencia, ya no luchamos por las 4'P, peleamos por estar en la mente del consumidor basado en las cualidades de nuestro producto/servicio pero también necesitamos la competencia para conocer que estamos haciendo bien y que estamos haciendo mal, la competencia nos arroja un status real de cómo somos y como nos ven. Si mantenemos solo la percepción natural de nuestro producto o servicio siempre diremos que estamos bien y que no hemos tenido ningún error pero eso al final es mentira, los negocios son riesgosos y se los debe afrontar de esa manera.


¿Y tú, sabes lo que está haciendo tu competencia?

No hay comentarios: