martes, 21 de abril de 2015

#Branding entre padres e hijos

Fuente: learnvest.com

En muchas de las ocasiones a lo largo de nuestra vida, les habrá ocurrido que se encuentran en el supermercado, tienda o cualquier cadena de ventas, para adquirir un producto o servicio solemos recordar lo que nuestra madre/padre compraba; la marca de tal mayonesa, de tal dentífrico o de tal bebida gaseosa. 

Nos hemos dejado llevar por la selección predeterminada elegida por nuestro cerebro desde hace mucho tiempo atrás, cuando éramos chicos y viviendo con nuestros padres; para la selección de productos o servicios que “ellos” elegían por nosotros. Volvamos 20 años atrás, el día en el cual acompañaban a su madre a comprar los alimentos, ella tenía claro lo que debía de escoger y en que lo iba usar, las probabilidades de usos esporádicos variaban dependiendo de las necesidades del hogar pero si existía la posibilidad de incrementar la canasta para el beneficio de nosotros, lo cual era fabuloso, aquel producto que nos enganchaba y que nos gustaba, hacíamos lo imposible para que lo compren. 

Luego nos encontramos en la misma situación pero al revés, nosotros somos lo que debemos de tomar la decisión de compra dependiendo del presupuesto que tenemos para ello pero, ¿en base a qué?, ¿seguimos eliguiendo lo que aprendimos desde pequeños o nos vemos influenciados por nuestros propios hijos?

Según datos extraidos por The Family Room, empresa especializada en marketing y branding con sede en Norwalk, Connecticut (USA), tres entre cinco padres toman en consideración las opiniones de sus hijos al momento de comprar un vehículo. Dicha encuesta fue realizada a 1,299 padres y 760 hijos. Según TNS, empresa especializada en inteligencia de mercados, indica “que ocho de cada diez madres afirman que sus niños influyen en las decisiones de compra de dulces, chocolates y golosina”.

Al final, ¿a quién le estamos vendiendo?, si tu negocio se encuentra dentro de los sectores donde se mezclan la toma de decisión de compra deberías tener en cuenta estos aspectos:

- Los niños se deciden por productos, cuando su personaje favorito de caricatura está en él. La publicidad se encuentra en el segundo lugar y los juguetes tienen el tercero.

- La publicidad y la asociación con personajes infantiles son los principales impulsores de la elección de los chicos. Barbie, Spiderman y los Power Rangers son los personajes más famosos, quizás algunos ya hayan variado pero hay que saber cuales son.

- Los regalos de juguetes, la influencia de amigos, el atractivo del empaque y las demostraciones en tienda son también variables decisivas para que los pequeños seleccionen uno u otro producto.

Debemos de recordar, que el que toma la decisión de compra puede verse influenciado por el hijo y sería muy bueno poder tenerlo de nuestro aliado.

No hay comentarios: